Una conectividad más segura

Las personas deben tomar precauciones antes de manipular la configuración del router y saber qué tipo de seguridad deben aplicar para evitar ataques informáticos

El empoderamiento que se adquiere al usar Internet genera que todo mundo quiera tener acceso a esta red; y para soportar el crecimiento de usuarios solo se puede lograr con dispositivos que amplían el acceso, los llamados routers (enrutadores), que recientemente han sido blanco de ataques informáticos, sobre todo los caseros.

“La función principal de estos equipos es proporcionar conectividad a más de un dispositivo de nuestro hogar hacia Internet. Cada dispositivo Laptop, TV, Tablet, Smartphone que se conecta al WiFi de nuestra casa requiere una dirección IP para formar parte del Internet”, explica Alejandro Martínez Varela, coordinador de Diseño, de la Coordinación General de Tecnologías de Información, de la Universidad de Guadalajara.

Agrega: “Ante el agotamiento de direcciones IP versión 4, los proveedores de servicio a Internet proporcionan una sola dirección IP para navegar, lo que permitiría conectarse a Internet a un único dispositivo; por eso, el router casero realiza una función que se denomina NAT (Network Address Translation) que le permite ‘compartir esa Dirección IP’ a varios dispositivos”.

Hay una nueva versión de direcciones IP, el IPv6, que resolvería este problema, pero ha tenido una lenta, aunque sostenida, adopción en México.

Explica que otra función principal del router es la de servir como primera línea de defensa ante ataques cibernéticos conocidos: “Habilita la función de Firewall (cortafuego o cortina de fuego) que verifica que los datos que pasan a través del dispositivo no formen parte de un intento de violentar la seguridad de los dispositivos que se encuentran detrás del router”.

El usuario debe tomar precauciones antes de manipular la configuración del router y saber qué tipo de seguridad se le debe aplicar: “Primero tiene que estar consciente de que es un dispositivo más que se debe administrar, por lo que debe estar pendiente de sus actualizaciones (importante leer las instrucciones de instalación), de verificar los accesos, su protección con contraseña segura (las que vienen de fábrica no lo son). Asimismo, debe saber que si cambia la configuración del router es posible que se quede sin conexión a Internet por completo y deberá solicitar la intervención de un experto”, dice Alejandro Martínez.

Acerca de los síntomas que presenta el router ante posibles ataques cibernéticos, expone: “Se presenta lentitud repentina del Internet (WiFi o cable). Aquí, como con la energía eléctrica, se debe verificar con los vecinos si tienen el mismo problema. También podría presentarse un incremento en las alertas de errores en certificados de seguridad en la navegación. Si sospecha que su router está comprometido, deberá apagarlo y no usarlo hasta que un técnico diagnostique si el router ha sido comprometido”.

Es importante tener en cuenta lo que puede ocurrir si el router es comprometido por un ataque. Martínez Varela menciona que se podrían apoderar de la totalidad de la información que pase a través del router, además de insertar portales ficticios y apócrifos para cosechar información personal y después utilizarla para extorsionar o cometer algún fraude en contra de la víctima.

La proliferación de estos dispositivos los hará formar parte de las soluciones de seguridad que proporcionan empresas trasnacionales dedicadas a la seguridad tecnológica, y serán cada vez más frecuentes y de mayor impacto sus actualizaciones, dice Martínez Varela y recomienda básicamente “conocer sus equipos y, de preferencia, revisarlos y optimizar su desempeño”.

Por:
Rubén Hernández Rentería

Fecha:
23 Julio 2018

Nota publicada en la edición 979

Fuente: http://www.gaceta.udg.mx/G_nota1.php?id=23550

Compartir en Google Plus