Inteligencia artificial en la UdeG

Varios proyectos buscan aplicar esta tecnología para facilitar el aprendizaje o los trámites de los estudiantes

Las investigaciones recientes en inteligencia artificial y sus aplicaciones están revolucionando la vida diaria, lo que genera nuevas formas de interacción con usuarios, explica Luis Alberto Gutiérrez Díaz de León, titular de la Coordinación General de Tecnologías de Información (CGTI), de la Universidad de Guadalajara. También “nuevos productos y servicios, la predicción de comportamientos, la anticipación de necesidades y herramientas de apoyo para la toma de decisiones”.

En el proceso de adopción de tecnologías como la inteligencia artificial en esta Casa de Estudio, la CGTI evalúa herramientas que permitan innovar en los procesos a seguir.

“En fechas recientes, y como resultado de un taller de inteligencia artificial para el procesamiento de lenguaje natural llevado a cabo en CGTI, se presentaron avances de algunos bots conversacionales utilizando la herramienta DialogFlow, lo que permite vislumbrar su aplicación en diversos ámbitos de la universidad, como tutores virtuales que apoyen en la elección de carrera o incluso orientando a los estudiantes para mejorar su perfil de egreso”, comenta José Guadalupe Morales Montelongo, coordinador de Desarrollo, de la CGTI.

Por ejemplo, los avances en el área del procesamiento de lenguaje natural han hecho posible el desarrollo de asistentes virtuales en los teléfonos inteligentes y dispositivos móviles.

En este aspecto Morales Montelongo explica: “Interactuar con Siri, Alexa o Cortana se ha vuelto cada vez más cotidiano. Son sistemas inteligentes que procesan la solicitud de voz, la interpretan y disparan búsquedas de información en la web o acciones en el propio dispositivo, teniendo como resultado una respuesta en lenguaje natural, que puede contestar lo solicitado o presentar alternativas obtenidas de la red”.

Considera que una aplicación reciente de esta tecnología son los chatbots o bots conversacionales, sistemas que mantienen una charla más o menos lógica con usuarios de servicios, interactuando de manera fluida, ya que responden preguntas o procesan solicitudes. El siguiente paso es obtener una interacción más personal con los usuarios.

Finalmente asegura que aunque hay grandes avances en inteligencia artificial, la interacción persona a persona, incluso vía electrónica, está lejos de ser sustituida: “Sin embargo, puede apoyarse de este tipo de herramientas para brindar atención de primer contacto para resolver dudas básicas y que derive la atención a áreas especializadas”.

Por:
Rubén Hernández Rentería

Fecha:
23 Abril 2018

Nota publicada en la edición 966

Fuente: http://www.gaceta.udg.mx/G_nota1.php?id=23146

Compartir en Google Plus