En modo incógnito

La navegación privada es una funcionalidad de los navegadores web más populares, que evita almacenar información de las páginas de internet que visitamos

Efectuar compras o reservar algún servicio por medio de un navegador de internet a través de equipos públicos, son tareas que pueden ser realizadas de manera más segura con el empleo, por ejemplo, de la navegación en estado privado.

Lo explica bien Juan Manuel Buenrostro Terán, programador web de la Unidad de Desarrollo de Procedimientos y Apoyo a los Sistemas de Gestión, de la Coordinación General de Tecnologías de Información: “La navegación privada, también conocida como de ‘modo incógnito’, es una funcionalidad de los navegadores web más populares, como Firefox, Google Chrome, Opera, Safari y Edge; ésta hace que el navegador evite almacenar información de las páginas de internet que visitamos, y concretamente, lo que no se guarda son las cookies, búsquedas locales, caché e historial de navegación”.

Menciona que el primer navegador que incorporó esta funcionalidad fue Safari, de Apple. En Microsoft Edge este modo de navegar se llama InPrivate.

Este tipo de navegación nos puede ser útil en las siguientes situaciones, explica Buenrostro Terán: “Al navegar en equipos de cómputo disponibles al público, como en cibercafés, es común que el último usuario haya dejado sesiones abiertas, ya sea de su correo electrónico o incluso de redes sociales, exponiendo su seguridad digital. En cambio, usando el modo de navegación privado se evitan estas situaciones, ya que al cerrar la ventana de navegación del explorador, las sesiones son cerradas de inmediato”. En un segundo escenario, agrega: “Al realizar compras o reservar algún producto o servicio, la navegación privada evita que otras páginas web conozcan los sitios en los que has navegado previamente”.

El concepto de navegación privada suele confundirse con el de “navegación anónima”. En este contexto Buenrostro Terán aclara: “La navegación privada borra cualquier rastro luego de cerrar la ventana del navegador, es decir, no deja registro de lo que se ha visitado. En tanto, la navegación anónima consiste en burlar sistemas de detección para que no se identifique, incluso, el equipo con el que estás ingresando a la web. Utilizar este modo es más complejo”.

Ningún software o método de seguridad resulta infalible, por lo que conviene seguir los consejos para aumentar nuestra seguridad, como la navegación responsable en internet, además de las recomendaciones básicas con relación a equipos y cuentas de usuario: contraseñas robustas, antivirus, actualizaciones, copias de seguridad, conocer los avisos de privacidad, etcétera.

Fuente:http://www.gaceta.udg.mx/G_nota1.php?id=25070

Fecha: 21 Octubre 2019

Nota publicada en la edición 1034

Autor de la nota: 
Rubén Hernández Rentería
Compartir en Google Plus